Ejercicio y salud para la mujer

Archivo para la Categoría "Embarazo"

Embarazo, postparto e incontinencia urinaria


Durante y después del embarazo es muy importante fortalecer los músculos del suelo pélvico. La incontinencia urinaria es una de las patologías que más afecta a las mujeres de por vida, con especial incidencia tras el parto: la incontinencia tras el parto afecta alrededor del 30% de las mujeres, y las hemorroides a un 50% de las embarazadas. Ambos problemas pueden prevenirse haciendo ejercicios de Kegel cada día.

Además la realización de los ejercicios de Kegel tiene otras ventajas como facilitar el parto al producirse menos desgarros y menos dolor tras el parto; incrementar la circulación sanguínea en la zona rectal; evitar el prolapso del útero, vejiga y otros órganos de la zona, después del parto. Al tonificar los músculos de la vagina, estos ejercicios permiten incrementar el placer sexual  y volver a una vida sexual normal tras el parto.

Después del parto, se debe seguir trabajando el suelo pélvico y empezar a reforzar la musculatura abdominal para retomar la buena forma física, prevenir y reducir el dolor de espalda…y claro, recuperar la figura. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con el tipo de ejercicio que se elige. No debemos olvidar que si el embarazo (por el peso del útero) y el parto (al pasar el bebé a través de la vagina) pueden dañar el suelo pélvico, no lo dañan menos programas inadecuados de ejercicio, por ejemplo al ejercitar precozmente abdominales o realizar saltos, practicar deportes o llevar pesos.

Las características anatómicas del aparato genital femenino condicionan que cierto tipo de ejercicios puedan agravar la incontinencia urinaria e, incluso, causarla. Desde hace años la médico Bernadette de Gasquet ha denunciado a través de su libro Abdominaux: arrêtez le massacre!, los problemas que ciertas prácticas de abdominales tradicionales y ejercicios en salas de fitness suponen para la mujer. El fisioterapeuta Marcel Caufriez ha ideado un sistema de ejercicios denominado “gimnasia abdominal hipopresiva” para rehabilitar el suelo pélvico tras el parto o para contribuir a la recuperación de mujeres con problemas (aunque este método no puede aplicarse a todas las mujeres, como por ejemplo a aquellas que padezcan hipertensión).

 

El programa de ejercicio postparto de BEMEQUER combina los ejercicios de Kegel con la gimnasia hipopresiva, lo que permite trabajar los músculos abdominales y suelo pélvico reduciendo la presión intraabdominal y permitiendo recuperar la buena forma física gradualmente y protegiendo el suelo pélvico.

 

Anuncios

Tabaco y sobrepeso, mala combinación para el corazón del bebé


ABC Salud

La combinación del sobrepeso y consumo de tabaco durante el embarazo puede ser muy perjudicial para el corazón del bebé. Así lo asegura una investigación de la Universidad de Groningen (Holanda) que se publica en Heart.


Las anomalías congénitas del corazón son algunos de los defectos más comunes que se encuentran en el nacimiento. Sin embargo, sólo en el 15% de los casos se identifica una causa probable.
Los autores basan sus conclusiones en un análisis de casi 800 bebés y fetos nacidos con defectos cardíacos congénitos entre 1997 y 2008. Los bebés fueron comparados con 322 niños y fetos que nacieron con anomalías cromosómicas, pero sin ningún tipo de defectos cardíacos.
Los resultados sugerían un efecto perjudicial de la combinación de sobrepeso materno y el consumo de tabaco durante la gestación, después de tomar en cuenta factores influyentes como el consumo materno de alcohol o factores educativos.

Juntos, pero no por separado

Las madres que fumaban y tenían sobrepeso, con un IMC de 25 o más, tenían una probabilidad de más de 2,5 veces de tener un hijo con un defecto cardíaco congénito que las mujeres que o fumaban o tenían sobrepeso, pero no los dos factores juntos.

Por ejemplo, explica los investigadores, el riesgo de sufrir anomalías que afectan al flujo de sangre desde los ventrículos del corazón a la arteria pulmonar o la aorta estaba triplicado en los bebés nacidos de madres con sobrepeso que fumaron durante el embarazo.
Mientras que todavía no se sabe exactamente el mecanismo de acción, los expertos apuntan a alteraciones en el colesterol plasmático, que se asociaron independientemente con la obesidad y el tabaquismo, y que se traduce en menores niveles de colesterol «bueno» y mayores de colesterol «malo».
«Estos resultados indican que el tabaquismo materno y el sobrepeso deben contemplarse como una posible causa de defectos congénitos del corazón», escriben los autores. Los datos se suman a las evidencias existentes sobre los vínculos entre el tabaquismo y el sobrepeso durante el embarazo con un mayor riesgo de muerte fetal por aborto involuntario, retraso del crecimiento y partos prematuros.

Dos cursos intensivos para el mes de Julio


Infórmate los nuevos cursos intensivos durante el mes de Julio:

El ejercicio físico durante el embarazo beneficia a ambos


Publico este post directamente y sin cambios por que me parece que no tiene desperdicio. Una madre daría la vida por su hijo, en cambio nuestra desinformación puede poner en riesgo su salud, lee, lee,…

Según un reciente estudio de la Universidad Politécnica de Madrid y el Instituto Karolinska de Suecia, organización que entrega los premios Nobel, las madres que durante el embarazo no realizan ningún tipo de ejercicio físico tienen más posibilidades de dar a luz bebés obesos.

 

“La madre de esta niña, Julia, hizo ejercicio hasta el día antes de dar a luz”

 

 

Se dividió a un grupo de 160 mujeres  entre 25 y 35 años en dos, uno sedentario y el otro, activo bajo la supervisión de los médicos, que no hallaron ningún indicio de que la práctica de ejercicio físico durante la gestación produjese algún daño al bebé, en ninguno de los trimestres del embarazo, y en caso de las madres sedentarias, presentaron mayores tasas de diabetes gestacional y sus niños tuvieron mayor peso al nacer.

Múltiples ventajas

Y es que hacer deporte de intensidad moderada durante el embarazo tiene múltiples ventajas como aumentar la energía, la resistencia al dolor y la flexibilidad, por lo que los cambios metabólicos serán más fáciles de asumir. Además disminuye la tensión por lo que se elimina la hipertensión gestacional y la diabetes gestacional. Ayuda a evitar el exceso de peso durante el embarazo y además recuperan su peso con mayor rapidez y facilidad una vez han dado a luz.

Otras ventajas ya durante el tercer trimestre son que evita la retención de líquidos y con ello la sensación de pesadez en las piernas, así como el insomnio, y alivia los dolores lumbares. Por último, facilita el parto y la recuperación física después de éste que es más rápida y sin complicaciones, además de evitar la depresión postparto.

¿Cómo entrenar?

Pero para ello hay que tener prudencia y seguir unas pautas. La primera es realizar ejercicio de forma habitual, un poco cada día y siempre con ejercicios suaves, así como descansar uno o dos días a la semana para facilitar la recuperación del cuerpo que es más lenta en esa fase de la vida de la mujer. Es básico encontrar un médico que controle los esfuerzos físicos y desde luego olvidarse de intentar mejorar marcas o mantener ritmos, se trata de realizar un ejercicio suave que permita disfrutar del cuerpo en movimiento y el aire libre. Evidentemente los deportes de contacto como cualquier arte marcial, los deportes de aventura y los que exigen un plus de esfuerzo como la maratón o el triatlón quedan totalmente prohibidos, mientras la natación y el trote suave son más que beneficiosos, pero evitando apneas y ejercicios bocabajo.

 

Es necesario atender a los tres trimestres del embarazo y sus limitaciones ya que durante el primero es recomendable no realizar demasiados esfuerzos para evitar abortos espontáneos, en el segundo los riesgos disminuyen pero el peso empieza a molestar y en el tercero probablemente sea este el mayor inconveniente por lo que es recomendable ir ajustando el entrenamiento conforme pasan las semanas. Y sobre todo hay que escuchar al cuerpo porque cada mujer es única por lo que el entrenamiento que realiza una no tiene porqué servir en absoluto para otra, y habrá días en los que el cansancio impida realizar cualquier cosa y otros en los que la energía desborde las previsiones. Se trata de disfrutar y en su justa medida.”

… no se a vosotras, a mi me da ganas inmediatamente de ponerme a andar, moverme  o hacer algo para que él este bien!!!

10 razones para asistir a un curso prenatal


  1. Disfrutarás y optimizarás el tiempo de espera hasta le llegada de tu bebé
  2. Las diferentes técnicas respiratorias y la relajación te ayudarán a enfrentar el momento del parto con mayor tranquilidad y seguridad
  3. Controlarás tu peso y conocerás la mejor manera de nutrirte. Este aspecto no solo es importante para ti: tu bebé tendrá mejor salud
  4. Evitarás miedos e incertidumbres . Compartiremos experiencias y conocimientos
  5. La higiene postural especifica te ayudará a evitar lesiones y molestias
  6. Las clases de puericultura favorecerán un cuidado perfecto del bebé y solventarán tus dudas
  7. Aprenderás a distinguir a la perfeción todos los síntomas de alarma relacionados con el embarazo, el parto y el postparto
  8. Acelerarás tu recuperación con trabajo corporal para el pre y postparto
  9. Conocerás de antemano los cambios que experimentará tu cuerpo , a nivel físico y psicológico y como evoluciona tu bebé dentro de ti
  10. Te sentirás tranquila , preparada y acompañada en uno de los momentos más importantes de tu vida

Por Raquel Pozo